Sobre la privacidad en las redes sociales

¿Cuidas tu estética? ¿Te preocupas por la imagen que los demás tienen de ti? Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, este texto puede ser de tu interés.

En los tiempos que corren, la imagen juega un papel vital a la hora de conseguir un trabajo. Pero, como bien sabéis, la imagen no sólo se compone de la parte física, sino también de la parte personal, moral e incluso emocional.
Hoy en día, el hecho de que te llamen para realizar una entrevista de trabajo, ya es todo un logro. Para ello, has tenido que desarrollar un currículum vitae cuidando al milímetro los detalles: el formato, la letra, la foto,… cualquier detalle es importante porque muestra cómo eres tú, cómo es tu personalidad e incluso tu forma de ser.

Una vez has enviado tu cv a bastantes empresas, consigues por fin que te llamen para conocerte en una entrevista personal. Para esta especial ocasión, no olvidas tu imagen: te vistes de manera aseada, te pones cada pelo en su sitio, en el caso de las chicas, nos maquillamos un poquito, y, por supuesto, llegamos a la entrevista con una puntualidad británica.

La entrevista ha sido larga y tensa: te han hecho miles de preguntas, a las que has contestado con templanza y seguridad. Has dejado huella en cada respuesta presentando tu pasión por el trabajo en equipo, tu gran capacidad para adaptarse a cualquier situación, tu entera entrega al trabajo, tu gran responsabilidad hacia todo lo que haces, tus sobradas cualidades de líder, y tu dilatada experiencia trabajando por objetivos.
El entrevistador se ha quedado con la boca abierta. Entonces, ante tanto talento y perfección, decide teclear tu nombre y apellidos en un buscador de Internet, y… ¡oh, sorpresa! Aparece tu perfil de Facebook, Twenty, o cualquier otra red social, con las fotos de la juerga del último fin de semana. El perfil está puesto como público, por lo que el entrevistador puede visitar tu muro, ver tus comentarios, y los que te hacen tus amigos, ver tus aficiones, tus gustos musicales, los grupos a los que te has agregado,… Ahora la boca del entrevistador está más abierta, sí, mucho más abierta.
Te has preocupado por cuidar tu imagen en tu cv y en tu entrevista, pero no has cuidado tu imagen en la web. ¿Quiero decir con esto que debemos mentir en la entrevista? Ni mucho menos, pero ¿verdad que a tu jefe no le cuentas todas tus intimidades? pues a una persona que no te conoce de nada, menos aún.

Cada persona tiene una forma de ser en el trabajo y otra fuera de él. Como norma general no son antagónicas: nuestras emociones, nuestro carácter y nuestra forma de comportarnos se adaptan a las situaciones que nos encontramos. Como ejemplo diremos que en un entorno laboral nuestra paciencia se multiplica mágicamente por tres. Sin embargo, en entornos de confianza, saltas a la primera de cambio,…

Por tanto, no dejes que acaben conociéndote de más personas que no quieras, muéstrate tal cual eres con quien desees, pero sobretodo, vigila el nivel de privacidad de tus redes sociales: de ello depende el grado de confidencialidad de tu información personal.

Anuncios
Tagged with:
Publicado en General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: